CATÓLICOS ESLOVACOS SOLIDARIOS CON CUBA

Harán una colecta en beneficio de Cuba el domingo 26 de septiembre, como  fruto de la visita pastoral  del Papa Francisco al país

VATICANO.-Además de los mensajes papales y los diversos encuentros la visita del Papa Francisco a Eslovaquia el viaje tiene como fruto el compromiso de ayudar a los más necesitados  en Cuba.

A través de un comunicado  que  se ha leído en las Iglesias del país el pasado 19 de septiembre, los obispos de Eslovaquia han convocado una colecta a favor de las personas necesitadas de Cuba. La colecta será  el domingo 26 de septiembre.

Vatican News ha informado el 20 de septiembre sobre esta iniciativa de los obispos de Eslovaquia que fue leída por los sacerdotes en las iglesias el domingo 19 de septiembre. En su viaje el Santo Padre se ha referido a quienes pasan dificultad pero son ignorados. El comunicado de la Conferencia Episcopal Eslovaca dice:

La Iglesia en Cuba inicia el domingo 26 un gesto solidario con los necesitados en Cuba

Animados por la visita y las sugerencias del Santo Padre Francisco, los obispos eslovacos han decidido convocar una colecta en todas las iglesias eslovacas el próximo domingo, 26 de septiembre de 2021, para ayudar a los necesitados en Cuba.

La colecta pretende ser uno de los frutos de la visita del Santo Padre, que ha llamado repetidamente la atención sobre los hermanos y hermanas necesitados pero que continúan siendo desatendidos.

Los problemas de Cuba se han visto agravados por la pandemia mundial de coronavirus. La situación de creciente pobreza material en ese país nos recuerda que tenemos mucho que agradecer, al tiempo que no debemos descuidar a quienes no son tan afortunados. Nuestro objetivo es compartir, como otros han compartido con nosotros en el pasado cuando lo hemos necesitado.

Por eso, el próximo domingo los obispos de todas las iglesias anunciarán una colecta para ayudar a los pobres de Cuba, pidiendo su generosidad en el espíritu del aliento que sentimos durante la visita del Santo Padre. De antemano, les hacemos llegar un sincero «¡Que Dios les recompense!» y gracias”.

HOLGUÍN CATÓLICO