CONFÍO EN EL SEÑOR Y EN SUS ORACIONES

Mons. Juan García instalado en Arquidiócesis de La Habana

LA HABANA, CUBA.- Ante una catedral de La Habana repleta de fieles y JuanGarciagenteSalidacientos de personas que siguieron la Santa Misa desde la Plaza, Mons. Juan García Rodríguez expresó confiar plenamente en el apoyo de sus hermanos obispos, de dentro y fuera de Cuba y en el de sacerdotes, religiosas y fieles que habían acudido a recibirle en el día de su instalación como nuevo Arzobispo de la capital cubana.En sus palabras hizo una catequesis en torno al misterio de la Santísima Trinidad y a la labor del Espíritu Santo, a través de sus dones, en bien de los fieles y de la Iglesia. 

Reconoció que estaba asustado y que es para él un misterio haber sido elegido como Arzobispo de la Habana. Pidió oraciones para “ llevar a feliz termino, con calma, lo que el Espíritu Santo y ustedes me piden.”

familiaJGarcia
Familiares de Mons. Juan García llegan a la cagtedral

Antes de finalizar la Eucaristía, se acercaron representantes del clero, religiosos y religiosas, y también laicos para darle un abrazo al nuevo pastor. Mons. Juan les saludaba y les entregaba unos caramelos ´para endulzar la vida´. El Arzobispo recibió varios regalos.JuanObispos

En sus palabras finales, saludó y agradeció la presencia de las autoridades y afirmó que ¨su presencia aquí nos alienta y nos anima a continuar con el diálogo que puede ser más eficaz, más real para que la Iglesia pueda encontrar otros espacios propios de su misión evangelizadora, litúrgica, educativa y caritativa”.  Le escuchaban desde los primeros bancos del templo el vicepresidente cubano, Salvador Valdés, y de la Oficina de Asuntos Religiosos del Partido Comunista, Caridad Diego y Carlos Samper.

A la salida de la catedral el pueblo se agolpaba en torno al nuevo pastor para tomarle fotos, estrechar su mano y pedirle su bendición.

En la Casa Sacerdotal San Juan Vianney de la Arquidiócesis tuvo lugar un almuerzo para todos los invitados

(A continuación una transcripción –no oficial—del audio con sus palabras, realizada por Holguín Católico.)

HOMILÍA DE MONS. JUAN GARCÍA
En la toma de posesión de la Arquidiócesis de La Habana

Cuando éramos niños en el catecismo nos contaban que san Agustín estaba muy preocupado porque no entendía el misterio de la Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo

juanGarciaEntrad2
El cardenal Jaime Ortega junto al nuevo Arzobispo, Mons. Juan de la Caridad García, entran en la catedral

Paseando por la playa se encontró un niño que trataba de meter el agua del mar en un hueco en la arena. “Estás loco le dijo”. Y el niño le respondió:

“Primero lleno este hueco con el agua del mar antes que comprendas el misterio de la Santísima Trinidad”.

CATEDRALLLENA
Una catedral repleta acoge al nuevo Arzobispo

Es un misterio que no podemos comprender, pero la vida esta llena de misterios: Para los astrónomos es un misterio el universo en expansión por los cuatro puntos cardinales. Es un misterio para los ingenieros las celdas perfectas que hacen las abejas. Es un misterio el cuerpo humano que hace expresar a los médicos que dos y dos no son cuatro. Los misterios de la vida no se entienden con la mente pero sí con el corazón

Jose Martí decía: Dios no necesita quien lo defienda, lo defiende la naturaleza.

juanDionisioOsoro
A la izquierda Mons Juan García. Centro el arz. de Santiago de Cuba Mons. Dionisio García, a la derevha el Arzobispo de Madrid Mons. Carlos Osoro

Por eso cuando veamos las flores, el arco iris, estudiemos los cuatro estómagos de la vaca, cuando estemos en la playa, cuando comamos mango… exclamemos: Gloria al Padre, gloria al Hijo y gloria al Espíritu Y cuando los esposos se encuentren, exclamemos: Gloria al Padre, (la gente se une y repite) gloria al Hijo y gloria al Espíritu

Y cuando vamos a una embarazada llena de esperanza, que lleva un fruto bendito, exclamemos: Gloria al Padre, gloria al Hijo y gloria al Espíritu Y cuando veamos a nuestra madre que nos llevo dentro y cuidó nuestra vida y la defendió como una leona… Gloria al Padre, gloria al Hijo y gloria al Espíritu Santo.

Jesucristo es el hijo de Dios hecho hombre segunda persona de la Santísima

catedralfuera3
Desde la plaza siguen la Misa con grandes pantallas.

En Encuentro Nacional Eclesial Cubano (1986) ha dicho de Él: es el camino, la verdad, la vida, la cabeza, la piedra angular, el buen pastor la palabra ultima, el mediador único, la causa única de nuestra salvación, nuestra paz.

Cada uno de nosotros ha de tener escrita su experiencia de Cristo. Me gustaría que escribieran esta experiencia y me la entregaran. Con estos escritos podríamos editar un libro que tendría mucho lectores.

El Espíritu Santo es la tercera persona de la Santísima Trinidad y es el agente principal de la evangelización. Es quien ha dado su sabiduría, ciencia, inteligencia y consejo a los misioneros, catequistas, educadores católicos para enseñar. Enseñar es un regalo que permanece toda la vida y una misión esencial de la Iglesia.

juanHomilia

El Espíritu Santo es quien da su don de piedad a los que visitan enfermos, dan de comer al hambriento y sediento, acogen al peregrino callejero, visitan al preso y a sus familiares y acompañan y consuela, con la esperanza dela vida eterna a quienes han perdido a sus seres queridos.JuanAbrazo-Laicos

Es el Espíritu Santo quien multiplica el amor de los esposos de 50 anos de casados 40 ,de 30, de 20 de 10, de 5, de un año. Porque para llegar a los 65 hay que empezar por el primero.

Si yo tuviera la fecha del aniversario matrimonial, para gran alegría de la esposa, les diría a los obispos que les invitaran a comer ese día. Y si ellos no quieren o no pueden yo los invito a almorzar.

Es el Espíritu Santo quien fortalece a los jóvenes en su fe, los protege en las buenas y en las malas y los anima a constituir bellas familias dentro el matrimonio natural, fiel y fecundo.

A la hora de dormir, queridos jóvenes, pregunten al Espíritu Santo ¿Qué quieres de mi?Es el Espíritu Santo quien pone en nuestra persona el deseo de vivir en paz, comer en paz, trabajar y estudiar en paz, convivir en paz y morir en paz…  Y si hubiera ocurrido la violencia, las escuelas de perdón y reconciliación ESPERE ayudan mucho a solucionar conflictos matrimoniales, familiares, sociales y a entenderse entre los enemigos.SaludosPueblo

Es el Espíritu Santo quien da perseverancia, melodía armoniosa, unidad de voces a este coro ya todos los coros, de tal manera que nos hacen sentir en las puertas del cielo donde cantaremos eternamente Gloria al Padre, gloria al Hijo gloria al Espíritu Santo (todo el pueblo repite con el Arzobispo) Es el Espíritu Santo quien ha acompañado al cardenal Jaime Ortega en su misión de hacer felices a niños, adolescentes, jóvenes, matrimonios, ancianos, enfermos, presos, vecino y a muchos más. Y es el Espíritu Santo el único que sabe todo el bien que el Cardenal ha realizado. Es imposible conocer todo el amor y todo el bien que realiza una mamá, un papá, un sacerdote, un obispo.

Ustedes comprenderán que yo estoy asustado…No entiendo el misterio de por qué estoy aquí ni por qué el Espíritu Santo me eligió. Tal vez Dios tomo muy en serio el lema de mi ordenación:

A donde quiera que me envíes iré y todo lo que me mandes diré. (Un fragmento del profeta Jeremías)

apretones
El pueblo se agolpa en torno al nuevo pastor

El siervo de dios, Mons. Adolfo Rodríguez Herrera, quien me ordenó y me consagró repetía: Es bueno confiar en el señor.

En el señor que me eligió y no me dejará, confío. En todo mis hermanos obispos aquí presentes: los cubanos, el de España, el de Venezuela, el de Puerto Rico, el de Miami, confío. En los sacerdotes, diáconos, hermanos religiosos, seminaristas: todos ellos apasionados, celosos por el Reino sembrado en esta tierra la mas hermosa que ojos humanos han visto y tierra buena del Evangelio, imitadores de las virtudes heroicas del venerable Padre Félix Varela, confío.

En las monjas que son mamás, maestras orantes, consejeras, confío. En las oraciones de los camagüeyanos y habaneros confío. Y en todos ustedes aquí presentes, como signo de unidad y ayuda para mi, confío

Santa María de la Caridad, Santa Rita, San Cristobal, beatos cubanos Olallo Valdés, López Piteira, Oscar Valdés: rueguen por mi y esta iglesia. Y ahora, recen para que pueda llevar a feliz termino, con calma, lo que el espíritu santo y ustedes me piden. Es esto ahora nuestra oración personal y silenciosa.

(Holguín Católico)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s