NUNCIO PAPAL EN CUBA VISITA LA DIÓCESIS DE HOLGUÍN

En el Cuarto Domingo de Adviento, invita a los holguineros a ser presencia del Señor para los demás

HOLGUÍN, Cuba.- Durante su visita privada a la Diócesis de Holguín, el Nuncio Apostólico en Cuba animó a los católicos a hacer vida el mensaje del Cuarto Domingo de Adviento, confiando siempre en  la presencia del Señor, leyendo los signos de esta presencia en su vidas y siendo ellos mismos presencia suya.

El arzobispo Giampiero Gloder presidió la Eucaristía dominical en la parroquia de San José y durante la homilía comento el Evangelio que se habían proclamado, en el que la Virgen María recibe la noticia de que será la madre de Jesús.

El representante del Papa en Cuba reconoció que, en la situación presente en el mundo, con problemas, divisiones y la creciente pandemia del Covid19 en tántos países, “puede parecernos a veces que el mal puede más que el bien. Pero el Señor no nos abandona nunca”.

El nuncio Arz. Giampiero Gloder durante la homilía en la parroquia de San José

Señaló que “aunque no nos quita la cruz, nos ayuda a llevarla y nos da la fuerza como un buen amigo. Confiemos en su presencia porque Él nos ama”, subrayó

Comentó cómo María, una joven de 15 o 16 años, al recibir la noticia de su maternidad, supo reconocer la presencia de Dios. Tenía su proyecto de familia, pero llegó el Señor y le pidió algo y respondió: He aquí la esclava del Señor”.

“María supo leer lo que se le pedía porque estaba abierta al Señor”, dijo Mons. Gloder. “Dios nos habla a través de las personas y acontecimientos y tenemos que  abrir los ojos para ver su presencia en nuestra vida´, explicó el Nuncio.

Los niños de la catequesis durante el ofertorio

Además, indicó que “nosotros podemos ser presencia del Señor para los demás”, en la familia, con los vecinos, porque la fe se vive en lo cotidiano.

El arzobispo Gloder  tiene su residencia en la Nunciatura Apostólica en  la Habana y representa al Santo Padre Francisco en Cuba desde hace un año. Como representante del Papa, visita las comunidades, trabaja con los obispos sobre los asuntos de la Iglesia Católica  y también conversa con los representantes del gobierno y otros diplomáticos para mantener al Papa informado sobre la vida de la Iglesia en Cuba.

Procesión de salida al finalizar la Misa

Antes de este servicio en Cuba, Mons. Gloder trabajo en la Secretaría de Estado del Vaticano, fue  Nuncio en Guatemala, en donde aprendió el español y fue presidente de la Academia Pontificia en donde se forman  los futuros los diplomáticos de la Iglesia, ya que el Vaticano tiene la categoría de estado y mantiene diplomáticos (nuncios) en casi todos los países del mundo.

Mons Gloder saluda a los fieles a la salida de la Misa

Ya en otra ocasión Mons. Gloder había visitado la Diócesis y  había presidido la Eucaristía en la Catedral de San Isidoro. Esta vez, durante su breve paso por la Diócesis hacia Santiago de Cuba,  visitó brevemente Las Tunas  y se encontró con el vicario ,el P. Ángel Andrés González Guillén. En Holguín compartió con el obispo, Mons. Emilio Aranguren Echeverría y visitó al obispo emérito Mons.  Héctor Luis Peña Gómez.

El nuncio saluda al obispo emérito de Holguín Mons. Hector Luis Peña en su residencia

En la parroquia de San José presidió la Eucaristía de 9:00 am junto al  párroco, P. Marcos Pirán,  saludó a los fieles, bendijo a los niños y felicitó a todos por la bella celebración.

HOLGUÍN CATÓLICO

Leave a Reply