LA SOLIDARIDAD ES UN GESTO HERMOSO

En el cuarto día de la Novena a la Virgen: una invitación  a reflexionar sobre el momento presente

 HOLGUÍN, Cuba.- En el cuarto día de la novena preparatoria  a la Fiesta de la Virgen de la Caridad,  el obispo de Holguín ha seguido compartiendo segmentos de la carta de los obispos cubanos en 1993, esta vez orientados a reconocer que, pese a las dificultades actuales, el pueblo siempre ha demostrado, “a lo largo de su historia una sorprendente capacidad de recuperación”.

El texto ofrecido por Mons. Emilio Aranguren Echeverría el 3 de septiembre,  es de 1993 y su contenido ofrece datos que pueden leerse dese el contexto del país, hoy, en tiempos de pandemia.

“ Nadie puede cerrar su corazón ni sus ojos para reconocer que Cuba está en necesidad. Las cosas no van bien, este tema está en la calle, en medio del mismo pueblo” decía el texto de 1993 que reconocía, entonces,  la situación de una madre tierra está como cansada, “e incapaz de alimentar a sus hijos con sus dobles cosechas de los frutos más comunes como la calabaza y la yuca, la malanga y el maíz, y las frutas que hicieron célebre a nuestro suelo feraz”.

El texto recoge el rechazo de los obispos al embargo americano de 1969  y la afirmación de que “la solidaridad a favor del pueblo cubano en estos momentos de extrema necesidad es un gesto hermoso, una expresión de apoyo al pueblo de Cuba que agradecemos vivamente”.

Al mismo tiempo señala el peligro de que “esta solidaridad puede generar en nosotros una especie de pasividad y de tácita aceptación de las causas que originan los problemas”.

Meses antes, en diciembre de 1992 el cardenal Roger Echegaray había visitado la Isla y los obispos citaron sus palabras en la carta de 1993, afirmando: «Cuba no puede esperarlo todo de los demás. Es necesario, desde ahora, buscar verdaderas soluciones nacionales con la participación activa de todo el pueblo. ¡Ayúdate… y toda la tierra te ayudará! Cree en tus propios recursos humanos que son inagotables, cree en estos valores que hacen de todo hombre tu hermano».

Puedes descargar los segmentos de la carta de 1993

HOLGUÍN CATÓLICO