EL AMOR ES ‘AGAPE’ SIGNIFICA FRATERNIDAD

El Amor de Dios y al prójimo en la Novena de la Virgen

HOLGUÍN, Cuba.- En el segundo día de la Novena preparatoria para la Fiesta de la Virgen de la Caridad, el Obispo de Holguín, Mons. Emilio Aranguren Echeverría ha ofrecido unos textos para la reflexión y la oración, esta vez en torno al tema “La virgen del amor a Dios y al prójimo.

El texto se inspira en lo que se conoce como el Himno al Amor en la primera carta de Pablo a los Corintios (1Cor. 13, 1-13), y ofrece algunos párrafos de la carta de los Obispos Cubanos en 1993: El amor todo lo espera,


  A continuación, en letra cursiva, los párrafos que ofrece el Obispo,  sacados de aquella carta de 1993:

LA VIRGEN DEL AMOR A DIOS Y AL PRÓGIMO

La columna que sostiene firme el desarrollo de la familia y de la sociedad es el amor. Una sociedad más justa, más humana, más próspera, no se construye solamente trasladando montañas o repartiendo equitativamente los bienes materiales, porque entonces aquellas personas que reciben una misma cuota de alimentos serían las más fraternas y la experiencia nos confirma, lamentablemente, que a veces no es así.

El pueblo se une en torno a la imagen de la Virgen en Manati en 2012

El amor es «ágape», que significa fraternidad, comunión, solidaridad con una multitud de hermanos.

Donde termina la justicia empieza la caridad o, mejor aún, la caridad precede e integra la justicia, porque la justicia queda incompleta sin el amor…

La justicia corta en seco, el amor crea;

La justicia ve con los ojos, el amor sabe ver también con el corazón;

La justicia puede estar vacía de amor, pero el amor no puede estar vacío de justicia,

Porque un fruto del amor es la paz y «la justicia y la paz se besan» (Sal. 85,11).

La Virgen de la Caridad es punto de unión entre todos los cubanos, como indicaba el lema del 400 aniversario del hallazgo de su imagen

Esta es nuestra constante oración, que en Cuba (reine) el amor entre sus hijos, un amor que cicatrice heridas abiertas, estreche a todos los cubanos en un mismo abrazo fraterno, haga llegar -para todos- la hora del perdón, de la amnistía, de la misericordia. Un amor, en fin, que convierta la felicidad de los demás en la felicidad propia.

De la Carta de S. Pablo a los Corintios

Del trasfondo bíblico que late en el pensamiento de Martí nacen estas frases suyas:

«La única ley de la autoridad es el amor»,

– «Triste Patria sería la que tuviera el odio por sostén»,

-«El amor es la mejor ley».

HOLGUÍN CATÓLICO