CON EL HURACÁN MATHEW TAMBIÉN LLEGAN ÁNGELES

obispadopuertasmPequeños gestos en la espera del Huracán

HOLGUÍN, Cuba.- El obispo de Holguín no ha dejado de compartir sus reflexiones al hilo del paso de las horas de espera al huracán Mathew que tocaría tierra cubana en la tarde del 4 de octubre.

Tres días antes y en plenos preparativos Mons. Emilio Aranguren respondió a un toque a la puerta del obispado, cuando intentaba descansar . Eran 2.25 pm del sábado y no había nadie en el Obispado . Él se había dicho “voy a acostarme un rato”.Le habían dicho algunas personas que le veían cansado”, “¿durmió bien?”, “se le nota el trajín que ha tenido”. Y aunque no lo sentía así quiso descansar.

En la mañana había tenido algunos encuentros: un sacerdote, el Director de Cáritas, otra persona que tocó a la puerta de la oficina en busca de un plumón para escribir en la pizarra, varias llamadas telefónicas, mensajes SMS, el funcionario del PCC Provincial, etc.

obispadofachada
Fachada del Obispado en donde almorzó el Papa hace un año

Cuando ya se dirigía hacia su habitación, tocaron a la puerta del Obispado.
Lo que sigue es lo que escribió el mismo obispo sobre lo que pasó después de atender la puerta:

“Al llegar a la sala me di cuenta que era una señora mayor, a quien le noté que estaba preocupada y cansada. Al abrir la puerta y saludarla, ella me pidió disculpas por dar golpes en la puerta, ya que no alcanzaba al botón del timbre.

Le pregunté: “¿Qué desea?”. La respuesta, parecida a la que el Ciego de Jericó le ofreció a Jesús: “Señor, le pido de favor que me regale unos cuantos clavos para remendar mi casita”. A partir de esa petición brotó una conversación y, espero, que mañana domingo, también se pueda realizar el gesto completo: ir a su casa para clavetear una puerta y una ventana y, también “en caso de que tenga que dejar mi cuartico, necesito un pedazo de cadena y un candado para poder cerrarlo hasta que vuelva”. Además, con una sencilla aclaración: “Si no me tengo que ir, no hace falta la cadena ni el candado, porque nunca salgo”.

Antes de despedirme -y fruto de la breve conversación sostenida- me brotó un gesto de cariño que sirvió de despedida: “Mañana nos vemos, si Dios quiere”, le dije.

Después recordé que mañana, 2 de octubre, es la Fiesta de los Santos Ángeles Custodios. Por tanto, este encuentro me ayudó -nuevamente- a darme cuenta que hay enviados (ángeles) que caminan y hablan, no tienen alitas ni son espíritus puros, y que a su vez, transmiten un mensaje que viene de Dios… y, por lo tanto, hay que escucharlos.

Quizás, tal vez, porque era el mismo Jesús en la persona de Julia”.

HOLGUIN CATÓLICO

Un pensamiento en “CON EL HURACÁN MATHEW TAMBIÉN LLEGAN ÁNGELES”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s