ANTE LA LLEGADA DE MATHEW: HACERSE PRESENTE Y CONSOLAR

Orientaciones del Obispo de Holguín ante el huracán Mathew

baracoamaleconsmHOLGUIN, Cuba.- Comunicándose con sus agentes pastorales en las horas de espera del huracán Mathew, que llegaría a su territorio diocesano en la zona oriental de Cuba,  Monseñor Emilio Aranguren, Obispo de Holguín no perdía ocasión para hacer notar los valores solidarios que permanecen en el pueblo cubano.

¡Qué bueno es descubrir la sensibilidad a la caridad para con el prójimo sin necesidad de recibir orientaciones!, escribía el Obispo el día 4 de octubre, horas antes de la llegada de Mathew.

“Hay una caridad natural, espontánea, propia de nuestra idiosincrasia que, a su vez, nos indica cómo el mensaje cristiano se hizo cultura en el corazón y la vida del cubano.

¡Basta salir a la calle y ver cómo hay hombres con escalera al hombro y martillo en mano para ayudar al que no puede subirse para clavar una tabla y poner un saco de arena arriba del techo!

mathewimage
El huracán sobre Haití y hacia Baracoa, en la punta oriental de Cuba

Cada vez que decimos: “¿Quién es tu hermano? Tu vecino más cercano”, repetimos algo que llevamos en el ADN de nuestras familias y pueblo. “Hoy por ti, mañana por mí”… “Una mano lava la otra y las dos lavan la cara”… “Carretero somos y en el camino andamos”…

Mons. Aranguren informaba sobre la misión de Caritas en momentos de emergencia: “Cáritas tiene establecido un programa de emergencia a partir de su identidad, misión y posibilidades propias. No le pidamos a Cáritas lo que Cáritas no es” decía al explicar que “de acuerdo a lo que he compartido, en este caso del huracán Matthew, lo primero es esperar a que el ciclón pase y se establezca la fase recuperativa”, recordó el Obispo

“Ahí empieza el segundo momento, el de la cercanía, el tú a tú, vecino con vecino, hermano con hermano de la comunidad. Indudablemente que, en este segundo momento, un discípulo-misionero, a través de su sensibilidad caritativa, debe saber comportarse en el medio en el que vive. Este es el momento de la cercanía, del gesto sencillo, de “la ayudita”.

baracoamalecon
Oleaje en Baracoa antes de la entrada de Mathew

Y para este segundo momento adjuntaba una sencilla guía con pautas para servir de orientación y ánimo, para saber lo que se debe hacer y lo que no es propio de un misionero.

“Después, de acuerdo a las necesidades, viene el tercer momento”, indicaba.
“De acuerdo a las afectaciones que el paso del huracán deje como huella, este tercer momento, es cuando el Programa de Cáritas brindará sus orientaciones para que las mismas puedan ser ejecutadas por las mismas comunidades como sujetos de acción, tal como ya se ha hecho en situaciones similares vividas en años pasados”.

No es la primera vez que la Diócesis de Holguín pasa por la experiencia de un huracán, por lo que tiene ya experiencia acumulada. Y el Obispo recordaba: “La caridad que nos urge -en un primer momento- no es la de “resolver” ni “prometer”, sino la de “hacernos presentes y consolar”. ¡El Amor de Cristo nos urge! (2 Cor. 5,14).

HOLGUÍN CATÓLICO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s